Ingeniería costera y destrucción de manglares a gran escala en Guyana, Sudamérica: evitar un catástrofe ambiental inminente
Año de publicación:
Número de Estudio:

81

País:
Autor:

Edward J. Anthony, Nicolas Gratiot

 

Abstracto:

Ésta comunicación corta recalca desestabilización potencial de la costa lodosa de Guyana, Sudamérica, causada por la destrucción masiva de mangles. La estabilidad de la costa de Guyana, que es parte de unas de las costas manglares más extensivas del mundo, depende en orillas grandes de lodo que migran desde la desembocadura del rio Amazonas y en colonización de esas orillas por mangles. Bajo la presión de desarrollo económico, la zona costera de Guyana está transformando en tierra agrícola y fincas de acuacultura, protegidas por diques costeros. Éstas estructuras duras de defensa costera,  construidas recientemente, son menos efectivas en disipar energía de olas que orillas de lodo. También entorpecen los varios procesos involucrados en la consolidación y colonización de mangles en éstas orillas, especialmente por la envuelta de manglares maduros y la prevención de transporte de propágulos de los bosques a las orillas. Si sigue desenfrenado, el descompuesto progresivo en las orillas y manglares asociados que ha resultado en progradación de la llanura costera de Guyana en los últimos 5000 años resultará en erosión masiva que solo podría ser contraatacado por más estructuras ingenierías a costos prohibitivos. La única estrategia de defensa costera, sólida y viable a largo plazo, con respeto a conservación ambiental y precio, consiste en restaurar un sistema de manglares y orillas de lodo dinámico en esta costa expuesta a las olas.

Principales Resultados y Conclusiones:
  • Manglares proveen naturalmente disipación de olas, y sirven para contribuir positivamente a defensa costera. La disipación también fomenta un ciclo de realimentación positivo que facilita el desarrollo de colonias de mangles.
    • “Orillas de lodo y sus manglares densos generan disipación eficiente de energía de olas” (270)
    • “Hacia la orilla, la energía restante está disipado suavemente por los mangles, con un efecto positivo en floculación y en atrapar sedimentos (Furukawa et al., 1997).” (270)
    • “La capacidad de mantener una estrategia de colonización de orillas de lodo rápido y de gran escala es por siguiente fundamental si manglares van a seguir en tener el papel importante de protección costera en complemento con las orillas en Sudamérica.” (270)
  • La ingeniería costera tiene un impacto negativo en mangles. Rompeolas y otras defensas costeras resultan en erosión y licuefacción, que crean un ambiente menos favorables para colonias de manglares. Cuando les deterioran, otras defensas costeras se vuelven menos efectivas.
    • “El sistema de manglares en Guyana también está afectado por defensas de roca firme apuntado a proteger y promover actividades económicas. Esas operaciones infringen en terreno hasta la fecha ocupados por mangles viejos que proveen la regeneración de nuevas manglares orientado al mar en nuevas orillas entrantes.” (271)
    • “…olas son disipadas rápidamente y completamente por rompeolas. Ésta tiene como resultado una entrada localizada de turbulencia difusiva, que facilita rotura floc y erosión de lecho, y por último resulta en una pérdida de sedimento evacuado lejos de la orilla por corrientes downwelling.” (271)
    • “…diques aíslan los manglares viejos del mar y actúan como barreras a la diseminación de propágulos que podrían resultar en la regeneración de mangles hacia el mar.” (271)
  • Restauración de manglares es costoso, y el éxito de la plantación de plantones de mangles depende en ubicación y topografía. No obstante, retener un sistema robusto de manglares es un componente importante de defensa costera en Guyana, porque alternativas que ignoran mangles tendrán efectos perjudiciales de larga duración en el litoral.
    • “…el costo de protección costera en Guyana es $2000 (€ 1600) para un dique de tierra compactada de 100 metros, $350,000 (€ 280,000) para un dique de armadura rocosa de 100 metros, y $5000-20,000 (€4000-16,000) para una franja de manglares replantados de 100 metros x 20 metros.” (271-272)
    • “El costo de replantar manglares en Guyana en un base comparativo es, entonces, relativamente alto a $25,000-100,000/ha.” (272)

 

Trabajos citados:

Furukawa, K., Wolanski, E., Mueller, H., 1997. Currents and sediment transport in mangrove forests. Estuar. Coast. Shelf Sci. 44, 301-310