El regreso de los bienes y servicios de los ecosistemas en los bosques de manglares replantados: perspectivas de comunidades locales de Kenia
Año de publicación:
Número de Estudio:

19

País:
Autor:

P. Ronnback, B. Crona, y L. Ingwall

Abstracto:

Los manglares son ecosistemas severamente amenazados con tasas de pérdida que exceden las de los bosques tropicales y las barreras de coral con el énfasis puesto en la necesidad de contar con programas de rehabilitación a gran escala. Las evaluaciones ecológicas de tales esfuerzos de plantación son escasas y además los estudios de las percepciones de las partes interesadas locales y la valuación de las áreas plantadas también son inexistentes. Este trabajo evalúa la forma en la que los usuarios de los recursos valoran los manglares naturales en contraposición a los plantados y la forma en que perciben las iniciativas de plantación. Las entrevistas semiestructuradas realizadas a 48 usuarios de los recursos de 2 aldeas kenianas muestran una marcada dependencia en los manglares. Los entrevistados identificaron 24 bienes del ecosistema y establecieron un ranking de los productos alimenticios, la medicina tradicional, el combustible y los materiales de construcción como recursos muy importantes. Los manglares naturales (11.1±2.5) recibieron calificaciones más altas que las plantaciones (4.8±2.7) respecto del número y la calidad de los productos, excepto en el caso de los latizos de manglares. Se reconocieron 7 servicios de ecosistema con diferencias significativas entre los manglares naturales (5.2±1.1) y los plantados (4.1±1.6). Más entrevistados (el 71%) tuvieron opiniones positivas respecto de las plantaciones, y las actitudes negativas se basaron completamente en la percepción de que se le proporcionó información limitada a la comunidad antes de la plantación. Los análisis multivariantes demuestran patrones claros entre los grupos de usuarios (sobre la base del género, la ocupación y la localidad) respecto de los bienes y servicios reconocidos, el conocimiento de las plantaciones y especies de manglares, y las actitudes relacionadas con las amenazas, la gestión de las comunidades y las plantaciones existentes. La homogeneidad de las respuestas dentro de grupos de usuarios definidos justifica estos patrones. Se analizaron las perspectivas de los usuarios locales en relación con la información de las entrevistas realizadas a seis administradores e investigadores responsables de las plantaciones existentes, además de los estudios científicos sobre el retorno de las funciones en los manglares plantados del área. Los resultados se analizan en el marco del contexto del conocimiento ecológico, el aprendizaje dentro de los grupos sociales, la situación y la historia de las aldeas, y la actividad económica primaria. La comunicación de las metas de las plantaciones puede resultar fundamental para el éxito y la sostenibilidad del proyecto, y la participación de la comunidad debería tener en cuenta la naturaleza heterogénea de los grupos de partes interesadas en lo que hace a

Principales Resultados y Conclusiones:
  • Amenaza a los manglares en Kenia: “Kenia perdió cerca del 20% de sus bosques de manglares principalmente debido a la conversión en estanques para la extracción de sal (Producción de sal) (Abuodha & Kairo 2001). El resto de los bosques se encuentra en varios lugares que fueron degradados por la extracción no sostenible de leña y madera”(313). (Deforestación).
  • El estudio se centró en dos comunidades costeras rurales: Gazi y Makongeni, ambas ubicadas aproximadamente a 50 km al sur de Mombasa, Kenia (314).
  • En cada comunidad se estudiaron tanto los ecosistemas de manglares naturales como los 5 ecosistemas de manglares de plantación. 
  • Se utilizaron cuestionarios para determinar el conocimiento que tiene la comunidad de los bienes y servicios del ecosistema brindado por los manglares, además de la valuación de los ecosistemas de manglares naturales en contraposición a las plantaciones. Se reunieron los siguientes datos: 
    • “Se reconocieron 24 tipos de bienes y servicios del ecosistema, incluida la identificación de 3 bienes y 3 servicios no especificados en el cuestionario. Muchos de los entrevistados mostraron un conocimiento bastante detallado de las funciones del ecosistema de manglares que sustentan estos servicios, por ejemplo, el rol de los manglares para brindarles apoyo a las especies de peces migratorios”(321).
    • “La mayoría de los encuestados (81%) pensaron que los manglares naturales tenían más valor que las plantaciones (Tabla 3). No obstante, más de un tercio de los entrevistados de Makongeni sostuvieron que las plantaciones tenían más valor. La razón principal dada fue que las plantaciones producirían más latizos de buena calidad, lo que tendría más peso que el hecho de que los manglares naturales generarían más productos”(319).
    • “También se reconoció una mucho menor cantidad de servicios (p<0.001) de las plantaciones (4.1±1.6) que de los manglares naturales (5.2±1.1) (n=48)”(320).
    • “La percepción indicaba que los manglares naturales eran significativamente más valiosos que las plantaciones en número (p <0.001) y calidad de los bienes del ecosistema ofrecidos. En promedio, los manglares naturales brindaron sustento a 11 bienes a comparación de menos de 5 en el caso de las plantaciones. Solo entre el 15% y el 40% de los usuarios entrevistados pensaron que las plantaciones podían sustentar los recursos alimenticios, de alimentos y combustible (Tabla 2)”(322).
  • Las actitudes respecto de las plantaciones fueron favorables:
    • “La mayoría de los entrevistados (71%) tuvieron una actitud positive en relación con las plantaciones (Tabla 3) sobre la base de la posibilidad de cosechar más productos a partir de ellas en el futuro”(320).
    • “En pocas palabras, los hombres tenían una actitud más positiva sobre la gestión de la comunidad que las mujeres (Tabla 3). Los hombres de Makongeni tuvieron una actitud especialmente positiva y manifestaron que deseaban plantar manglares en el futuro. Sugirieron el establecimiento de un comité y el dictado de sus propios reglamentos, aunque algunos pidieron el apoyo del gobierno en relación con las salvaguardas para evitar problemas de relaciones. Solo un tercio de los entrevistados de Gazi (en su mayoría, hombres) favorecieron la gestión por parte de la comunidad. Las ideas negativas se basaron primordialmente en inquietudes relacionadas con la incapacidad de la comunidad de controlar la corrupción y la falta de cumplimiento de las reglamentaciones establecidas, lo que podría llevar a conflictos en la aldea”(320).
  • La comunicación entre los residentes locales y los individuos interesados en la creación de plantaciones de manglares es crucial para lograr la rehabilitación de los manglares: “Los usuarios de los recursos de Mokongeni presentaron las opiniones más favorables sobre los bienes y servicios ofrecidos por las plantaciones y vieron diferencias limitadas entre el valor de los manglares plantados y los naturales a comparación de los habitantes de Gazi. Sin embargo, al mismo tiempo, las actitudes negativas respecto de las plantaciones fueron particularmente marcadas entre las mujeres de Makongeni y, especialmente, los hombres. Estas actitudes se basaron enteramente en su percepción de que se les proporcionó información muy limitada o no se les proporcionó ninguna información antes de que comenzaran las plantaciones”(323).
Trabajos citados:

Abuodha, P.A.W. & Kairo, J.G. (2001) “Human-induced stresses on mangrove swamps along the Kenyan coast” (Tensiones inducidas por los seres humanos en los humedales de manglares a lo largo de la costa de Kenia). Hidrobiología 458: 255–265.