La importancia relativa de los manglares y las praderas marinas como áreas de alimentación para los peces transeúntes y residentes entre los diferentes hábitats de Florida y Belice: evidencia de los análisis de los isótopos estables y dietarios
Año de publicación:
Número de Estudio:

20

País:
Autor:

A. Vaslet, D.L. Phillips, C. France, I.C. Feller, C.C. Baldwin

Abstracto:

En la región del Atlántico occidental, se consideró que el aporte de fuentes de alimentos de los manglares a la dieta de los peces tuvo una importancia más limitada de lo esperado en el pasado debido a la proximidad de los manglares a las posibles fuentes de alimentación adyacentes, como las praderas marinas. Se estudiaron cuatro hábitats de manglares adyacentes a praderas marinas en Florida y Belice utilizando análisis de los contenidos intestinales y los isótopos estables a fin de investigar la influencia de diferentes tipos de hábitats de manglares sobre el aporte relativo de los alimentos de las praderas marinas y los manglares en la dieta de los peces: bosques de manglares de franja angosta, manglares enanos, estanques de manglares e islotes de manglares de inundación. Se analizaron las composiciones de los isótopos estables de nitrógeno y carbono de 41 taxones de peces y una amplia gama de posibles presas primarias (microfitobentos, desperdicios, hojas de las praderas marinas y sus epífitas, algas, plancton) y secundarias (invertebrados bentónicos) con modelos de mezcla SIAR para examinar los aportes de las fuentes de alimentación a las dietas de los peces del tipo de hábitat. En todos los sitios de estudio, los valores δ 13 C de las presas de manglares se vieron agotados significativamente en relación con aquellos de las praderas marinas, lo que permite que los isótopos estables brinden información confiable sobre los orígenes de los alimentos de los peces. Las presas de las praderas marinas ubicadas cerca de los manglares enanos en la Indian River Lagoon (IRL), en el estado de Florida, Estados Unidos, presentaron firmas de δ13 C más negativas que las presas de las praderas marinas adyacentes a los manglares de franja angosta de los cayos de Florida, lo que sugiere que las praderas marinas de la IRL incorporaron carbono inorgánico disuelto de los manglares. Los aportes de presas de praderas marinas y manglares a las dietas de los peces se vieron influidos por el tipo de hábitat y el estado de residencia de los peces. Las especies residentes se apoyaron significativamente en las presas de manglares, mientras que solo 4 peces transeúntes buscaron alimentos en los manglares. La mayoría de los peces transeúntes de los manglares enanos y de franja angosta buscaron alimentos activamente en las praderas marinas cercanas, lo que fortaleció el rol limitado de los manglares como hábitat de alimentación de los peces para las especies transeúntes. Sin embargo, se observó un cambio en la dieta de los peces en el caso de las especies transeúntes de los estanques de manglares en los que buscaron presas de manglares. En los manglares de inundación (Belice), las firmas de carbono enriquecidas de los peces y los aportes generalmente mayores de presas de praderas marinas a las dietas de los peces sugieren que los peces obtuvieron la mayor parte de sus alimentos de las praderas marinas. Esta tendencia fue particularmente pronunciada en el caso de los peces jóvenes que se guarecen en las barreras de coral en los manglares, pero buscan alimentos en las praderas marinas cercanas. Estas observaciones ponen el énfasis en la importancia de considerar la ecología de los peces (residencia y estado de vida) y el tipo de hábitat de los manglares al determinar el aporte de las presas de manglares a las redes de alimentos de los peces de la región del Atlántico occidental.

Principales Resultados y Conclusiones:
  • Generalidades del estudio: “El objetivo de este estudio fue determinar la importancia relativa de las fuentes de alimentación de los manglares y praderas marinas en las dietas de los peces considerando varios tipos de hábitats de manglares en la región del Atlántico occidental”(82).
  • Los resultados de este estudio demuestran que las praderas marinas tienen un papel más importante en la alimentación de la mayoría de los peces en lugar del hábitat de los manglares sobre la base del contenido de carbono de las presas animales y los productores primarios: “En todos los sitios del estudio, los elementos de presas de manglares habían agotado en mayor medida el 13C que los de las praderas marinas (pruebas t, Pb0.001, Figs. 2a, 3a, 4a). En cada sitio de estudio, los productores de carbono registraron firmas de carbono definidas con valores más bajos en los desperdicios de los manglares (−28.9‰ a −27.1‰) y valores más altos para las hojas verdes de las praderas marinas (−14.6‰ a −7.0‰) (pruebas t, Pb0.001, Figs. 2a, 3a, 4a). En Belice, se observó una gradiente δ 13C en incremento entre los productores primarios de los manglares de franja angosta que rodean un islote de inundación (Be-MO: −28.9‰ a −16.5‰), las praderas marinas adyacentes a los manglares (Be-SG: −16.0‰ a −13.0‰, pruebas t, Pb0.001) y las praderas alejadas de los manglares (Be-SGF: −8.9‰ a −7.0‰, pruebas t, Pb0.001) (Fig. 4a)…Aun con algunas firmas de carbono similares entre los elementos de presas motrices de las praderas marinas y manglares (es decir, cangrejos Majidae de IRL-SG y Mysidacea de Be-MO), los invertebrados de los manglares en general presentaban valores de δ 13C con mayor agotamiento que los de las praderas marinas (pruebas t, Pb0.001, Figs. 2a, 3a, 4a)”(86,87).
  • Este estudio resalta la importancia del hábitat de los manglares para el hábitat de los peces jóvenes en lugar de los lugares de alimentación” “Este estudio demostró que la mayoría de los peces transitorios (22 de 31 especies) de los manglares subtropicales (IRL-MB, Keys-MF) y tropicales (Be-MO) se alimentaban activamente en las praderas marinas cercanas, lo que hacía que fortalecieran el papel limitado de los manglares como hábitats de alimentación de estas especies. Se demostró que la complejidad estructural de las raíces propagativas atrae a los peces jóvenes de las barreras de coral, que utilizan este hábitat como área de refugio y cría en vez de como área de alimentación (Laegdsgaard and Johnson, 2001; Nagelkerken et al., 2010).”(91).
  • En conclusión: “este estudio pone el énfasis en la importancia de considerar los diferentes tipos del hábitat de los manglares al investigar las áreas de alimentación de los peces. SIA facilitó el rastreo de los aportes de fuentes de alimentos de las praderas marinas y los manglares en las dietas de los peces y reveló que 8 de cada 10 residentes y solo 4 de cada 31 peces transeúntes de los sitios de manglares enanos, de estanque, de franja angosta y de inundación obtuvieron una parte importante de su dieta de los manglares. En Florida y Belice, estas especies fueron los peces errantes grandes, alimentadores de columna de agua o zoobentónicos que dependen de manera indirecta de la materia orgánica de los manglares a través de los consumidores secundarios o de la red alimenticia bentónica-pelágica. El resto de las especies de peces, incluidos los peces jóvenes de las barreras de coral, ocurren en los manglares, pero parecen buscar alimentos en los hábitats de las praderas marinas adyacentes”(91).
  • Este artículo puede resultar importante para demostrar la importancia de las praderas marinas y el hábitat de los manglares para las especies de peces debido al papel conectado de los dos ecosistemas. Si se está destruyendo el hábitat de las praderas marinas, puede que no haya suficientes alimentos en el hábitat de manglares para sustentar un ecosistema saludable. De igual forma, la destrucción del hábitat de los manglares puede llevar al agotamiento de una especie debido a la falta de un hábitat para los peces jóvenes. 
Trabajos citados:

Laegdsgaard, P., Johnson, C., 2001. “Why do juvenile fish utilise mangrove habitats?” (¿Por qué los peces jóvenes utilizan el hábitat de los manglares?) J. Exp. Mar. Biol. Ecol. 257, 229–253.

Nagelkerken, I., De Schryver, A.M., Verweij, M.C., Dahdouh-Guebas, F., van der Velde, G., Koedam, N., 2010. “Differences in root architecture influence attraction of fishes to mangroves: a field experiment mimicking roots of different length, orientation, and complexity” (Las diferencias de la arquitectura de las raíces influyen en la atracción de peces hacia los manglares: experimento de campo que imita raíces de diferente longitud, orientación y complejidad). J. Exp. Mar. Biol. Ecol. 396, 27–34.