Trastornos antropogénicos de los ecosistemas de manglares del Caribe: efectos en el pasado, tendencias presentes y predicciones a futuro
Año de publicación:
Número de Estudio:

58

País:
Autor:

A. M. Ellison y E. J. Farnsworth

Abstracto:

Revisamos los efectos históricos, actuales y proyectados de cuatro clases de trastornos antropogénicos: extracción, contaminación, aprovechamiento (desarrollo costero) y cambio climático en los ecosistemas de manglares del Caribe. Estos disturbios ocurren al incrementar las escalas espaciales y temporales respectivamente, y requieren más tiempo de recuperación. Las actividades menores de extracción selectiva tiene pocos efectos sobre todo el sistema, pero la regeneración es lenta incluso en áreas de cortes francos (deforestación) en una sola hectárea debido a la rápida acidificación del suelo. El petróleo es el contaminante primario de los manglares del Caribe, y provoca defoliación, muerte de los rodales y pérdida de especies animales móviles y sésiles. Los hidrocarburos permanecen en los sedimentos de los manglares por décadas y guardan relación con las crecientes tasas de mutaciones en los plantones (extinción). Los desperdicios químicos, industriales y urbanos vienen asociados con el mayor contenido pesado de los plantones, la muerte de los rodales, menor riqueza de especies en todos los ecosistemas (extinción) y mayor incidencia de Vibrio spp. (envenenamiento de mariscos). El manglar se está aprovechando para actividades de urbanización, industrialización y, cada vez más, para actividades turísticas (desarrollo costero). En total, la región está perdiendo bosques de manglares a una tasa del 1 % por año, aunque es mucho mayor en las zonas caribeñas alejadas de la costa (- 1.7 % año-1) que en las islas (=0.2 % año-1). Las pesquerías de la región vienen cayendo a una velocidad similar, ya que la mayoría de los mariscos y los peces de aletas comerciales usan manglares como zonas de cría y/o refugio. Existen pocos países en el Caribe que pueden generar legislación o hacerla cumplir en pos de proteger o administrar los manglares, aunque podrían aplicarse al menos 11 tratados y convenciones internacionales para conservar o usar estos bosques de manera sustentable. Estos tratados podrían proteger los manglares ribereños y de cuenca, pero su vigencia es discutible para el caso de los manglares de borde, los cuales corren el riesgo de desaparecer como consecuencia del cambio climático en todo el mundo. Las mejoras en el crecimiento de los manglares que surgen de mayores concentraciones de CO2 atmosférico probablemente no compensen el impacto negativo de los ascensos concomitantes en el nivel del mar del área. 

Principales Resultados y Conclusiones:
  • Se analizó la superficie cubierta de hábitats de manglares de treinta y dos países (ver Tabla 1).
  • Historia natural y cobertura de manglares en el Caribe:
    • En 1990, quedaba una superficie de 13,501 km2 de hábitats de manglares; “Los datos de la extensión de la costa y la superficie de manglares en Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, y Panamá son longitudes y extensiones de área solo para las costas del Caribe…Datos de Groombridge (1992), Lugo & Bayle (1992), Alvarez-Leon (1993), Bacon (1993c), D'Croz (1993), Polanfa (1993), Garrity et al. (1994), y Giglioli (1994). ND: datos no disponibles” (Tabla 1, 551).
    • “Según los datos presentados en la Tabla 1, la superficie total de manglares del Caribe decreció en un 10 % durante la década de 1980. La superficie de manglares cayó en un 17 % en la zona continental, pero en tan solo 2 % en las islas”(552). 
  • Trastornos antropogénicos:
    • Extracción: toda forma de extracción moderada y sustentable de los recursos de manglares no tiene consecuencias devastadoras. Sin embargo, la extracción a gran escala (deforestación) provoca “la acumulación rápida de sulfuros en el suelo y su consecuente acidificación (Hamilton & Snedaker 1984).” Además, los rendimientos de las pesquerías pueden verse perjudicados por la extracción de los bosques de manglares ya que causa la pérdida de hábitats de peces jóvenes (553).
    • Contaminación:
      • “La contaminación por petróleo que llega por la exploración off-shore y la producción, las cañerías, los accidentes de los buques tanque y la limpieza intencional de los taques de balasto de los buques afecta a los manglares en todo el Caribe (revisiones en Rodriguez 1981, Burns et al. 1993, IUCN 1993a)”(553). El Caribe ha sufrido docenas de derrames de petróleo desde la década de 1980 y, en algunos casos, como el de Galeta en Panamá hacen que los bosques de manglares padezcan “defoliación masiva de árboles, seguidos de plantones, árboles jóvenes y la muerte de árboles…(Garrity et al. 1994)”(553). Es casi imposible que se rehabiliten los manglares después de un derrame de petróleo debido a que es difícil que crezcan en zonas contaminadas con petróleo.
      • La contaminación térmica provocada por los sistemas de refrigeración de las plantas generadoras de electricidad también tiene efectos negativos en los manglares (554).
      • Estos son otros contaminantes identificados en el documento (citado de otros estudios): mercurio, desechos y compuestos de minería, desechos cloacales, escorrentías urbanas, contaminación con pesticidas, N2O y sedimentación de desarrollo urbano (costero) (554-555). 
    • Aprovechamiento: esto implica transformar los hábitats de manglares en espacios de desarrollo urbano (desarrollo costero). Se han dispuestos proyectos de aprovechamiento masivo en varios países del Caribe, entre ellos Colombia y Venezuela (555). El turismo también ocupó un lugar importante en los proyectos de aprovechamiento masivo (conversión de bosques de manglares en complejos turísticos, campos de golf, etc.) (555).
    • Cambio climático: mientras que el creciente nivel del mar puede tener efectos adversos sobre ciertos hábitats de manglares en los que la recesión es imposible debido a obstáculos antropogénicos o la composición inadecuada del suelo, el aumento de los niveles de CO2 podría ayudar a combinar esos efectos negativos, pero solo en menor medida (557-558). Es posible que las temperaturas atmosféricas mayores tengan un impacto negativo en los manglares (557).
  • La conservación de manglares varía según los países del Caribe (558). Podrían aplicarse al menos 11 tratados internacionales para conservar a los manglares del Caribe y hasta seis podrían usarse para regular el uso autóctono y/o el ecoturismo (sensato) (560). La Tabla 3 muestra los tratados que se han ratificado o no en países dentro o fuera del Caribe (559).
     
Trabajos citados:

Alvarez-LEON, R. 1993. "Mangrove ecosystems of Colombia." (Ecosistemas de manglares en Colombia.) En L. D. Lacerda (Ed.). "Conservation and sustainable utilization of mangrove forests in Latin America and Africa regions. Part I-Latin America" (Conservación y uso sustentable de bosques de manglares en las regiones de América Latina y África. Parte I: América Latina), páginas 75-114. International Society for Mangrove Ecosystems, Okinawa.

Bacon, P. R. 1975. "Recovery of a Trinidadian mangrove swamp from attempted reclamation."Recuperación de pantanos de manglares de Trinidad a partir de intentos de puesta en cultivo." En G. E. Walsh, S. C. Snedaker, y H. J. Teas (Eds.). "Proceedings of the international symposium on biology and management of mangroves", (Actas del Simposio sobre la Biología y la Administración de Manglares), páginas 805-815. Institute of Food and Agricultural Sciences, Univ. of Florida, Gainesville.

Burns, K. A., S. D. Garrity, y S. C. Levings. 1993. "How many years until mangrove ecosystems recover from catastrophic oil spills?" (¿Cuántos años deben pasar hasta que se recuperen los ecosistemas de manglares de los catastróficos derrames de petróleo?) Mar. Poll. Bull. 26(5): 239-248.

D’Croz, L. 1993. "Status and uses of mangroves in the Republic of Panama." (Estados y usos de manglares en la República de Panamá.) En L. D. Lacerda (Ed.). "Conservation and sustainable utilization of mangrove forests in Latin America and Africa regions. Part I-Latin America" (Conservación y uso sustentable de bosques de manglares en las regiones de América Latina y África. Parte I: América Latina), páginas 115-128. International Society for Mangrove Ecosystems, Okinawa.

Garrity, S. D., S. C. Levings, y K. A. Burns. 1994. "The Galeta oil spill. I. Long-term effects on the physical structure of the mangrove fringe." (El derrame de petróleo de Galeta. I. Los efectos a largo plazo sobre la estructura física del borde de manglares.) Est., Coast. Shelf Sci. 38: 327-348.

Giglioli, M. E. C. 1994. "The boom years in Grand Cayman: environmental deterioration and conservation." (Los años de expansión en Gran Caimán: el deterioro y la conservación del medioambiente.) En M. A. Brunt y J. E. Davies (Eds.). "The Cayman Islands: natural history and biogeography" (Las Islas Caimán: historia natural y biogeografía), páginas 509-526. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht.