La extinción

Existen aproximadamente 70 especies de manglares en todo el mundo (Polidoro et al. 2010). Cuando las actividades tales como la tala de árboles, las granjas de camarón, la agricultura costera y los desarrollos hoteleros se valoran más que los servicios al ecosistema que proporcionan los manglares intactos, la primera y menos considerada víctima es la diversidad genética. Los árboles y sus especies asociadas (e.g., pájaros, serpientes, cangrejos) se pierden significativamente, así como los genotipos y fenotipos específicos que han evolucionado en los micro hábitats en todo el mundo para resistir a los insectos, las fluctuaciones de las mareas, los patrones de precipitación y la salinidad. Los manglares no son ecosistemas ricos en especies para empezar, en especial si los comparamos con otros bosques tropicales (Alongi 2002). Y en las áreas donde se intenta replantarlos, frecuentemente se hace con semillas de otras partes y con una sola especie, en lugar de la mezcla de especies que existía en un principio. Como indican Polidoro et al. (2010):

“Aunque la regeneración de las áreas de manglares degradadas se considera una opción viable en algunas áreas (Saenger 2002, Walters et al. 2008), la regeneración exitosa con frecuencia se logra solo plantando monocultivos de especies de rápido crecimiento, tales como las especies Rhizophora o Avicenna. Muchas especies raras y de crecimiento lento no se reemplazan (Alongi 2002), y muchas especies no pueden ser fácilmente replantadas con éxito. En suma, es posible que se puedan rehabilitar las áreas de manglares en ciertas regiones, pero las especies y los ecosistemas no pueden realmente restaurarse” (p. 8).

Por lo tanto, una vez que se pierden tales especies y subespecies, estas no pueden recuperarse, sin importar cuántos esfuerzos bien intencionados de restauración haya. La solución para garantizar que estén allí los manglares que proporcionan los servicios al ecosistema que tanto necesitamos es no quitarlos.

 

Works Cited: 

Alongi, D. M. 2002. Present state and future of the world’s mangrove forests (Estado actual y futuro de los bosques de manglares del mundo). Environmental Conservation 29: 331–349.

 

Polidoro, B. A., K. E. Carpenter, L. Collins, N. C. Duke, A. M. Ellison, J. C. Ellison, E. J. Farnsworth, E. S. Fernando, K. Kathiresan, N. E. Koedam, S. R. Livingstone, T. Miyagi, G. E. Moore, N. N. Vien, J. E. Ong, J. H. Primavera, S. G. Salmo, J. C. Sanciangco, S. Sukardjo, Y. M. Wang, y J. W. H. Yong. 2010. The loss of species: Mangrove extinction risk and geographic areas of global concern (La pérdida de especies: el riesgo de extinción de los manglares y áreas geográficas de inquietud global). PLoS ONE 5(4): e10095. 10.1371/journal.pone.0010095.

Saenger, P. 2002. Mangrove ecology, silviculture and conservation (Ecología de los manglares: silvicultura y conservación) . Dordrecht: Kluwer Academic Publishers. 372 pp.

Walters, B. B., P Rönnbäck, J. M. Kovacs, B. Crona, S. A. Hussain, R. Badola, J. H. Primavera, E. Barbier, y F. Dahdouh-Guebas 2008. Ethnobiology, socio-economics and management of mangrove forests: a review (La etnobiología, la socioeconomía y la gestión de los bosques de manglares: una evaluación). Aquatic Botany 89: 220–236.